Top 3: Trucos para ahorrar en envíos de ecommerce

Nuestros consejos

Seas un experimentado vendedor en línea o estés estrenando las primeras ventas de tu tienda online hay una lección de oro que debes tener grabada a fuego: El envío de paquetería es clave.

La política de envíos de un site debe ser cuidadosamente estudiada, ya que el envío a domicilio es uno de los principales drivers que impulsan la compra, el reconocimiento de marca, y la tasa de recompra. Por el contrario, si el consumidor no está de acuerdo con los términos, condiciones y/o coste del envío es altamente probable que abandone su compra en el carrito.

Por otra parte, dependiendo la categoría, cerca de un 20% de las compras online en España son pasibles de devolución. Esta es la cara oculta de las grandes cifras de venta que transparentan las marcas. Y es que, en promedio 2 a 3 de cada 10 productos vendidos online se devuelven, incrementando así el coste final en transporte de recogida y procesamiento de logística inversa.

¿Cuales son las claves que debes de tener en cuenta para minimizar tu inversión en envíos? Esta semana confeccionamos un top 3 con las reglas de oro que desarrollamos a continuación… vamos a por ello:
 

#3 El peso y tamaño si importa 

Las empresas de transporte se ven limitadas en capacidad de procesamiento y transporte de paquetería. Por ello, cada cm y cada gramo cuenta, y te lo harán saber en la factura.

Típicamente cada paquete transportado es pesado por el operador y es ese valor junto al destino de la pieza el elemento principal para obtener la tarifa del servicio.

No obstante, el transporte también debe tener en cuenta que el vendedor puede comercializar productos con cualidades distintas a esta lógica de pesos. La venta de sombreros por citar un ejemplo, en este caso el producto pesa muy poco pero ocupa unas importantes dimensiones en el contenedor de transporte. Es así que la industria utiliza el concepto de peso volumétrico para estos casos.

El cálculo es simple: Se multiplica largo x alto x ancho expresado en cm / 5.000. El resultado será el peso volumétrico del paquete. Aquella medida que resulte mayor (peso en Kgs, o peso volumétrico) será la que determine cuánto cuesta el envío.

Regla de oro: Presta mucha atención al empaque, a tu caja, e incluso el material promocional que utilizas en los envíos de tu marca. Recuerda que cada gramo y cada centímetro cuenta.

Tip: Prioriza envios poly-mailers plásticos por sobre cajas.

 

#2 Entrega a domicilio no es la única opción

Está claro que lo más cómodo es recibir el pedido en casa, el día indicado y a la hora prometida. Pero este escenario ideal depende de muchas variables de cara al prestador de servicios, muchas de las cuales no son del todo controlables ni rentables. Es por ello que dicho servicio tiene un precio que justifica el esfuerzo. 

Como dueño de la tienda, puedes pensar en opciones que hagan igual de feliz a tu cliente sin necesariamente entregar el pedido en su portal.

Para ello puedes por ejemplo utilizar un sistema de entregas en taquillas, puntos de conveniencia, o sucursal del correo. En estos casos, el usuario seleccionará cuál es el punto de conveniencia más cercano a su casa o trabajo, y tú tendrás la opción de enviar el pedido a dicho punto, agregando más variedad de opciones para tus clientes.

Piensa con números en mano: ¿Cuánto ahorras en envíos a puntos de conveniencia versus envíos a domicilio? ¿Es posible entregar ese ahorro al cliente en cupones de descuento para incrementar el valor del carrito de compra? ¿Qué tal un descuento en la próxima compra?

Regla de oro: Estudia el mercado,haz los números. Encuentra al proveedor que ofrece la mejor tarifa con la mayor cantidad de puntos disponibles.

 

#1 Proveedores de Transporte: No pidas matrimonio en la primer cita

Entender el cumplimiento de nivel de servicio, la letra chica, una capacidad adecuada para tu negocio, y otras variables clave que cada vendedor necesita de su transportista, no se logra en la primera semana. 

Por otro lado, en la era de la información y la visibilidad, es muy normal que el proveedor te pida que sincronices tu tienda con su sistema de gestión de paquetería. Estas integraciones generalmente requieren del abono de horas a un informático que te ayude con los pormenores y la configuración. 

Todos estos problemas tienen una solución: Utilizar una plataforma que te brinde acceso a varios proveedores. 

Las llamadas agregadoras o comparadores de precio son soluciones online listas para operar con solo el ingreso de unos pocos datos. De esta forma podrás obtener servicio de las más renombradas marcas de transporte al alcance de la mano de forma simple y rápida. Solo compara la mejor opción, elige y empieza a enviar.

Bueno, hasta aquí nuestro top 3 de recomendaciones. Si aún tienes dudas sobre cuál es la mejor opción para tu tienda, te recomendamos leer nuestra guía sobre cómo comparar las tarifas para tus paquetes, y nuestro estudio sobre las expectativas de los clientes en la entrega de paquetes.

}

Últimos artículos